8 Tips para evitar el sobreentremiento

Entrenamiento Deportivo: 8 Tips para evitar el sobreentremiento. El sobreentrenamiento se considera un proceso patológico que lleva a un punto de estancamiento, produce un estado de fatiga; lo cual puede alterar el equilibrio emocional y el rendimiento. A continuación, te damos 8 Tips para evitar el sobreentremiento.

Cuando se entrena con extrema dureza, la intensidad juega un papel importante, ya que representa el grado de sobrecarga que tendrán que soportar los músculos y el sistema articular en general. Un nivel de intensidad elevado y sostenido durante meses o incluso años, sin los periodos de descanso correspondientes puede generar fatiga crónica o un estado de sobreentrenamiento, mismo que se refleja cuando en un periodo de tiempo normalmente largo no se nota un cambio en el cuerpo y falta motivación. El sobreentrenamiento es una forma exhausta de cansancio crónico y sistemático, más allá de la simple fatiga. Descansar unos cuantos días no lo alivia, incluso unas pocas semanas puede resultar insuficiente. En muchos casos, se hacen necesarios varios meses de recuperación y descanso antes de conseguir la recuperación completa.

 

Excederse en la intensidad del entrenamiento, así como en su cantidad, constituye la primera causa de fracaso en el fisicoculturismo y es la causa de la falta de progreso, de la disminución del entusiasmo y del abandono.

Señales que indican sobreentrenamiento

Como todo proceso patológico, el sobreentrenamiento no aparece de forma repentina y sin previo aviso, sino que presenta una serie de síntomas que conviene conocer para poder evitar su consolidación, los más comunes son:

1.- Cansancio crónico.

2.- Insomnio.

3.- Pérdida del apetito.

4.- Falta de entusiasmo por el entrenamiento.

5.- Disminución del rendimiento.

6.- Recuperación lenta después de cada sesión.

7.- Aumento del sudor en reposo.

8.- Disminución de la fuerza de contracción muscular.

9.- Dolor crónico de articulaciones y músculos.

10.- Aumento de la frecuencia cardíaca de reposo y ejercicio.

11.- Frecuentes accidentes y lesiones musculares y articulares.

12.- Alteraciones menstruales y en la capacidad de fecundación.

13.- Neurosis y alteraciones en el carácter.

14.- Sensación de depresión.

15.- Disminución de la destreza, la habilidad y la coordinación.

16.- Dispepsia (disfunciones en el estómago).

17.- Disminución del rendimiento intelectual.

Todas estas características están asociadas unas con otras y pueden ser consecuencias unas de otras.

Las causas del sobreentrenamiento no hay que buscarlas sólo en la intensidad de las sesiones deportivas, también se debe tener en cuenta el estado emocional y cómo nos afecta (a veces más de la cuenta) nuestro entorno. Asimismo, puede ocurrir lo contrario, que en el ámbito psíquico esté mentalizado, pero el físico no responda, en ese caso habrá que hacerse un autoexamen para ver si en verdad se está capacitado para lo que se quiere hacer.

Un notable progreso físico es el resultado de las sumas de todas las recuperaciones- reestructuraciones del cuerpo tras cada entrenamiento. De ello se deduce que un cuerpo que no se recupere convenientemente tras los entrenamientos, será un cuerpo que no progrese, y lo que es peor, tendrá una mayor vulnerabilidad a lesiones (esguinces, desgarros, fracturas, etcétera) y enfermedades. Por ello, lo importante es no pasarse del límite, pues se estaría cayendo en el sobreentrenamiento.

Vídeos de Entrenamiento

Más vídeos

Vídeos de Nutrición

Más vídeos